viernes, 4 de mayo de 2012

Suele suceder que no podemos despegarnos del bendito Facebook.... cosas de la modernidad.